3,183
ARTÍCULOS
+1,100,000
DESCARGAS
50
LIBROS

Artículos destacados

Basura Espacial

Libro Almanaque 2002

Basura Espacial

El 4 de octubre de 1957 fue lanzado el primer aparato que se puso en el espacio. Se llamaba "Sputnik 1" y se mantenía dando vueltas alrededor de la Tierra a unos 900 kilómetros de distancia. Después de 3 meses perdió velocidad y altura y cayó.

Desde ese primer experimento se han hecho unos 3800 lanzamientos más. La mayoría ha sido para colocar aparatos que se mantienen dando vueltas alrededor de la Tierra. Se les llama satélites artificiales. Algunas veces al anochecer vemos a uno de ellos como una estrella pequeña que camina en el cielo. Pues la luz del Sol poniente lo ilumina y lo hace brillar.

Los satélites artificiales tienen muchos usos. Algunos funcionan como antenas para radio, televisión y teléfonos. Gracias a ellos podemos hablar por teléfono a países lejanos, o ver los campeonatos mundiales de fútbol por televisión en el mismo momento en que se juegan los partidos. Hay otros satélites que sirven para tomar fotos, hacer mapas y ver los huracanes que se forman en el mar.

Basura Espacial

Cada lanzamiento al espacio necesita grades tanques llenos de combustible. Estos tanques cuando se vacían, se sueltan de la nave. Algunos de ellos caen al mar, pero otros permanecen dando vueltas alrededor de la Tierra por años y años.

Además, en ocasiones se han hecho pruebas haciendo explotar satélites. Estas explosiones produjeron miles de pedazos. También hay muchos aparatos que ya han dejado de funcionar y permanecen en el espacio. No se sabe hasta cuando. Flotan sin ningún control y pueden caer a la Tierra o chocar con otros satélites. A estos restos se les llama basura espacial. Hasta un guante que perdió un astronauta está dando vueltas alrededor de la Tierra.

Se calcula que hay en órbita alrededor de la Tierra unos 8 mil objetos de regular tamaño. Menos de 500 son satélites en funcionamiento. El resto es basura. Millones de objetos son pequeños, pero hay algunos de varias toneladas.

Estos objetos se mueven a velocidades de unos diez kilómetros por segundo, esto es, a 36 kilómetros por hora. Son un peligro para las misiones espaciales y para la vida de los astronautas. En julio de 1981, un satélite se partió en varios pedazos. La causa más probable fue que chocó con alguno de esos desechos.

Sin embargo, en cada nuevo lanzamiento la cantidad de basura espacial sigue aumentando y es ya un problema. Se calcula que la Tierra está rodeada de unos dos millones de toneladas de basura espacial. Para intentar limpiar el espacio, los ingenieros están desarrollando proyectos, pero hasta el momento ninguno se ha realizado porque son muy costosos.

Por lo visto, en la Tierra y en el espacio se debe aprender a guardar la basura.

Si desea descargar este artículo, haga click aquí.