3,183
ARTÍCULOS
+1,100,000
DESCARGAS
50
LIBROS

Artículos destacados

El Caleidoscopio: El Juguete de Escuela Para Todos

Libro Almanaque 1981


El caleidoscopio es un juguete muy antiguo que sigue gustando a viejos y niños. A través de él se pueden ver imágenes siempre distintas y siempre agradables. Es muy fácil de construir. (Ver dibujo 1 y 2).

 


Cómo hacer el caleidoscopio:

Lo más importante que se necesita son tres espejos iguales. Pueden ser de un tamaño de 2 y medio centímetros de ancho, por unos 20 centímetros de largo. Los espejos se pueden unir por medio de cinta engomada, como se ve en los dibujos 3 y 4.

 

En uno de los extremos del caleidoscopio va una pequeña cajita. Tiene forma de triángulo y está hecha de una tira de papel cartulina de unos 2 centímetros de ancho. Tiene que tener el tamaño del triángulo que forman los 3 espejos. Mejor dicho, tiene que caber tallada dentro de los 3 espejos. Uno de los lados de esta cajita se forra con papel transparente, como el que envuelve las cajetillas de cigarrillos. El otro lado va forrado con papel encerado como el que se usa para envolver ciertos dulces. El papel encerado deja pasar la claridad de la luz, pero no las imágenes. Esto es muy importante.

Dentro de esta cajita se ponen unos cinco o seis pedacitos de vidrio o plástico de varios colores más o menos del tamaño de un grano de maíz. Es mejor si unos son redondos, otros largos y otros cuadrados. O sea que tengan formas distintas. (Ver el dibujo 5).

La cajita cerrada, con los pedacitos de vidrio o plástico ya adentro, se coloca dentro de uno de los extremos del caleidoscopio. Queda entonces la cajita cerrando el caleidoscopio por un lado. El lado de la cajita forrado con papel transparente es el que va hacia dentro del caleidoscopio (Ver dibujo 6).

En el otro extremo se pone una cartulina para cerrar el caleidoscopio. En el centro se le hace un hueco más o menos del tamaño del grueso de un lápiz (Ver dibujo 7).

Para usar el caleidoscopio, la persona se asoma por el hoyito y endereza el caleidoscopio contra la luz. Poco a poco le va dando vuelta al caleidoscopio. Con cada movimiento, los pedacitos de vidrio o plástico cambian de lugar y formarán una nueva imágen. Son tantas las imágenes que se forman, que se puede decir que nunca se repite ninguna.

Si se hace difícil conseguir los espejos, se puede usar cualquier otro material que haga las veces de espejo, que refleje claramente las imágenes. Por ejemplo láminas de aluminio brillante como las que traen algunas latas de galletas. También se puede usar papel metálico bien brillante y encima se le pone vidrio corriente, como lo indica el dibujo 8.

De nuevo los vamos a molestar para pedirles que nos escriban sobre este juguete. Escriban diciendo si lo pudieron hacer fácilmente y si les gustó. Muchas gracias!.

Si desea descargar este artículo, haga click aquí.