3,183
ARTÍCULOS
+1,100,000
DESCARGAS
50
LIBROS

Artículos destacados

La Estatua de la Libertad

Libro Almanaque 1984


Estatua de la LibertadA la entrada del puerto de Nueva York, como dando la bienvenida a los barcos que se acercan a los Estados Unidos, se encuentra la Estatua de la Libertad. Esta gigantesca estatua se ha convertido en el símbolo de los Estados Unidos y de su ideal de libertad.

La estatua representa a una mujer parada sobre unas cadenas rotas. Tiene el brazo derecho levantado y una antorcha en la mano. En la mano izquierda sostiene un libro de leyes con la fecha 4 de julio de 1776, que es la fecha de la independencia de los Estados Unidos. La estatua está hecha con láminas de cobre pegadas sobre una armazón de hierro. O sea, que por dentro es hueca. Está colocada sobre un inmenso pedestal de piedra. Para llegar hasta la parte de arriba del pedestal se sube en un ascensor. Luego hay una escalera con 168 gradas que va por dentro de la estatua y sube hasta la cabeza, donde caben 30 personas. Otra escalera de 50 gradas va por dentro del brazo derecho y conduce hasta la antorcha. La base de piedra y la figura miden 93 metros de alto. Sólo la figura en cobre mide 46 metros.

El artista que hizo esta obra se llamaba Frederic-Auguste Bartholdi y nació en Francia. Siendo muy joven le tocó vivir los momentos amargos de una revolución. Ese día presenció algo que lo impresionó mucho. El pueblo levantó una barricada en la calle y al anochecer, una joven con una antorcha en la mano atravesó la barricada gritando ¡Adelante! Los soldados dispararon y la muchacha cayó muerta. Desde entonces la figura de esa muchacha se convirtió para él en un símbolo de libertad.

Muchos años después, Bartholdi conoció a un político y periodista francés que era gran admirador de los Estados Unidos y de su democracia. Como en el año 1876 los Estados Unidos celebrarían el primer centenario de su independencia, este señor insistía en que Francia debía ofrecer un homenaje grandioso para esa ocasión. Bartholdi propuso entonces un monumento a la libertad y se ofreció para hacerlo. Aunque admiraba a los Estados Unidos por todo lo que sabía de ese país, decidió visitarlo personalmente para conocer por sí mismo la democracia que allí se vivía. Cuando el barco entraba al puerto de Nueva York, divisó una pequeña isla, que se encuentra en esa bahía y exclamó: "Sin duda alguna es aquí donde debe levantarse mi estatua; aquí donde los hombres avistaron por primera vez el nuevo mundo; aquí donde la libertad irradia su luz sobre ambos continentes".

Estatua de la LibertadComo se quería que la estatua fuera un regalo de Francia a los Estados Unidos, se hicieron colectas populares y el pueblo francés dio el dinero que se necesitaba. En el año 1885 la estatua estuvo terminada. Durante 3 meses se trabajó empacando las piezas en 214 cajones. Eran 120 toneladas de hierro y 20 toneladas de cobre. Para llevarlas al puerto de donde saldría el barco que las llevaría a los Estados Unidos, se necesitó un tren especial de carga formado por 70 vagones.

Mientras tanto, en los Estados Unidos se trabajaba desde hacía un año en la construcción del pedestal. También para eso se recogieron contribuciones del pueblo. El 17 de junio de 1885, el barco que llevaba las piezas llegó a Nueva York, donde fue recibido entre gritos de entusiasmo de miles de personas y el sonido de las sirenas de miles de barcos. El 28 de octubre de 1886, el presidente de los Estados Unidos inauguró la estatua. En el año 1903 fue grabado en el pedestal un poema dedicado a la estatua, que en su parte final dice:

Grita con labios silenciosos: Tierras del viejo mundo, quédense con su pompa histórica. Denme a mí las masas de cansados, pobres y atribulados que claman por respirar en libertad. Al pobre diablo que rechazan vuestras costas atestadas. Mándenme esos, los desterrados, los azotados por las tempestades de la vida, para ellos alzaré mi luz junto a la puerta de oro.


Si desea descargar este artículo, haga click aquí.