3,183
ARTÍCULOS
+1,100,000
DESCARGAS
50
LIBROS

Artículos destacados

El veneno que combate la muerte

Libro Almanaque 1969

En tiempos pasados sólo se conocían remedios caseros contra las mordeduras de las serpientes venenosas. La mayoría de las víctimas moría. Hace algunos años los científicos lograron preparar un suero llamado suero antiofídico, con el que se han salvado muchas vidas.

Todo comenzó cuando se descubrió que el cuerpo trata de defenderse del veneno de las serpientes. El cuerpo del animal o de la persona mordida, puede producir sustancias que atacan el veneno. Estas sustancias se llaman anticuerpos y se empiezan a formar algunos días después de recibir el veneno. Pero el veneno es tan fuerte y su acción es tan rápida, que no da tiempo a que se formen los anticuerpos y la víctima muere.

Viendo esto, algunos científicos pensaron que, tal vez se podría inyectar anticuerpos a la víctima para ayudarle al cuerpo a defenderse. Después de muchos estudios y experimentos, lograron fabricar el suero que contiene los anticuerpos.

El Instituto Butantán, en Brasil, es uno de los lugares más famosos por el suero que prepara. El Instituto comenzó con una casita en donde trabajaban muy pocos hombres; hoy día hay allí 20 grandes edificios y una enorme cantidad de serpientes venenosas, ya que para fabricar el suero, es necesario el veneno de las serpientes. En pequeños terrenos rodeados de muros de cemento, se ven casitas en forma de media bola. Ahí es donde viven las serpientes.

Lo primero que hay que hacer para poder fabricar el suero, es sacar el veneno a las serpientes. Para ellos se pone la serpiente en el suelo y con un palo largo se le prensa la cabeza. Luego, con la mano, se sostiene por la parte de atrás de la cabeza. Después se le acerca a la serpiente una copa tapada con una telita de hule o plástico. La serpiente, ya molesta, muerde la telita. Al morder, los colmillos quedan dentro de la copa y ahí cae el veneno. Algunas serpientes sueltan solo unas gotas de veneno. Otras 2 o 3 centímetro cúbicos.

El veneno que combate la muerte

A las serpientes se les saca veneno cada 8 días. A menudo mueren a las 3 semanas, porque se maltratan mucho al sacarles veneno; cuando noquieren soltarlo, las sobas y estrujan para forzarlas.

Con el veneno que se recoge se empieza a preparar el suero. Se pueden seguir varios sistemas para prepararlo. Generalmente se congela el veneno y se pasa por una máquina. De ahí sale en forma de polvo; así dura varios años sin necesidad de refrigerarlo.

Una vez que se tiene este polvo, viene lo principal: hay que escoger un animal en el cual se va a producir el suero. Generalmente se usa para esto un caballo. Al caballo se le inyecta una cantidad muy pequeña de veneno, de manera que no le produce ni siquiera molestar. A los días se le pone una cantidad un poquito mayor. Poco a poco se le va inyectando más y más veneno. Al cabo de seis meses, el caballo está inmune y el veneno no le hace absolutamente nada. Qué es lo que ha sucedido? El cuerpo del animal ha desarrollado defensas contra ese veneno. En su sangre se han producido lo que se llaman anticuerpos, o sea una sustancia que logra dominar el veneno de la serpiente. Estos anticuerpos son los que se usan para hacer el suero. Para saber si el caballo ya tiene suficientes anticuerpos, se le sacan poquitos de sangre. Esta sangre se mezcla con veneno fresco de serpiente. Luego se le pone un poquito en una inyección a un ratón. Si el ratón no muere, es que ya la sangre del caballo tiene suficientes anticuerpos para hacer el suero. Generalmente se usa un caballo porque es un animal muy grande. Algunos caballos producen 2 mil ampollas de suero en un año.

Cuando la sangre del caballo tiene suficientes anticuerpos, se le sacan de seis a ocho galones de sangre cada ocho semanas. Esta sangre se deja asentar o se echa en una máquina centrífuga, para que se separen los glóbulos rojos del suero. Los glóbulos rojos se le pueden volver a inyectar al caballo para que no se debilite mucho. Luego hay que purificar el suero. Se trata de separar todo loq ue no es indispensable, porque la sangre del caballo es extraña en el cuerpo del hombre, y puede producirle graves daños.

No hay que esperar que el suero hecho con el veneno de la serpiente terciopelo sirva para curar una mordedura de cascabel. El caballo, al inyectarle veneno de terciopelo, sólo produce anticuerpos contra esa clase de veneno. Pero el suero hecho con veneno de terciopelo, sí sirve para combatir la mordedura de ciertas serpientes como la mano de piedra, la bocaracá y la lora. Estas serpientes pertenecen al mismo grupo que la terciopelo y el veneno es parecido.

No es necesario, por lo tanto, hacer suero contra cada una de las serpientes. Se trata más bien de hacer sueros contra cada grupo. En Costa Rica se está trabajando en eso. Además, se ha hecho un suero contra el veneno de la cascabel muda, otro contra la coral, que antes no los había.

Un problema serio es que muchas veces la persona no sabe qué serpiente la mordió. La cascabel muda, por ejemplo, y la terciopelo son parecidas y la gente las confunde. Para las zonas donde hay estas dos clases de serpientes, es más conveniente disponer de un suero que sirva al mismo tiempo contra la terciopelo y contra cascabel muda. Para hacerlo se le inyectan al mismo caballo venenos de las dos serpientes. Así se forman en la sangre del caballo anticuerpos contra los dos venenos a la vez.

Generalmente se inyecta el suero en el brazo, en el muslo, o en la nalga. Es peligroso inyectar una cantidad grande rápidamente. Los doctores generalmente hacen una prueba: inyectan unas dos gotas de suero bajo la piel y observan unos minutos a ver si se forma un círculo rojo. Si no se forma esa mancha, se inyecta el suero muy lentamente. En casos muy graves se recomienda poner el suero en la vena porque ahí tiene un efecto inmediato, sobre todo si la serpiente ha cogido una vena. También la inyección en la vena que hacerla poco a poco. Según la gravedad del caso, hay que poner a veces 10 o 12 ampollas. Un niño necesita más suero que un adulto, pues su cuerpo es más pequeño, el efecto del veneno es mayor.

Hay muchos científicos y médicos dedicados al estudio de los venenos de las serpientes. Ultimamente se han descubierto cosas curiosas. Por ejemplo: del veneno de la coral se fabrica una medicina contra la epilepsia; del veneno de la cascabel se pueden fabricar medicinas contra dolores, y en la misma forma se ha descubierto que, del veneno de la serpiente, se puede hacer una medicina que ayuda a curar la lepra.

Si desea descargar este artículo, haga click aquí.